Home » “El amor hace a una familia”

“El amor hace a una familia”

Día Internacional contra la Homofobia, Bifobia y Transfobia (IDAHOT)

Día Internacional de la Igualdad Familiar (IFED)

2017

“EL AMOR HACE A UNA FAMILIA”

Las familias están en el corazón de todas nuestras vidas. Ya sea la familia con la que crecimos o las familias que hemos construido como adultos. Ya sean familias biológicas o familias por elección. Todos somos parte de “familias”, y esas familias, como las definimos, influyen en todos los aspectos de nuestras vidas.

En 2017, el tema foco en las “familias” pondrá especial atención en:

- El papel de las familias en el bienestar físico y emocional de las personas LGBTIQ

– El reconocimiento social y legal de las familias igualitarias, las familias donde al menos uno de los padres o madres es LGBTQI

 

Familias de personas LGBTIQ

La situación

La familia constituye el primer ambiente de cualquier persona, incluyendo miembros de la comunidad LGBTQI. Este es el lugar donde los valores se moldean y transmiten, donde se proporciona seguridad y seguridad, y el lugar donde se construyen la autoestima y la confianza.

Las familias, por lo tanto, tienen grandes poderes … y grandes responsabilidades en el bienestar moral y físico de sus miembros.

La familia es especialmente crítica en entornos donde los miembros se enfrentan al rechazo, la estigmatización y a veces el acoso del mundo “exterior”, en los cuales la familia se constituye como el único “refugio” disponible.

Este sentido de familia sucede “naturalmente” cuando la causa del estigma es compartida por todos los miembros, como en casos de raza u otra identidad étnica y situación económica.

Desafortunadamente, cuando la orientación sexual y/o la identidad de género de un miembro de la familia difiere del resto de la familia y/o sus “normas sociales” percibidas, la familia en general experimenta un conflicto entre la lealtad al miembro de la familia y el cumplimiento de la norma.

Cuando la balanza golpea a favor de la norma, la familia puede convertirse en el primer perpetrador del rechazo y la violencia donde los miembros que no cumplen con la expresión de género o la orientación sexual deseada enfrentan el rechazo. Los niños y niñas son, por supuesto, las principales víctimas de esta violencia. Con demasiada frecuencia, los padres y madres se convierten en el primer discriminador de sus hijos e hijas, permiten o incluso apoyando la intimidación de los hermanos y hermanas e incluso expulsando a los jóvenes de la casa familiar, exponiéndolos a la falta de hogar ya todos los peligros a los que se enfrenta un/una joven en las calles.

En Canadá, por ejemplo, la asociación de Padres y Amigos de las personas LGBT PFlag reveló que el 26% de los jóvenes LGBT fueron expulsados de sus hogares.

Las familias, especialmente aquellas bajo la influencia de movimientos religiosos radicales, pueden optar por imponer las llamadas “terapias de conversión”, que no sólo constituyen una violación de los derechos humanos en sí mismas, sino que constituyen tratos forzosos, violencia psicológica y física (privación de alimentos y sueño, electroshocks, etc.)

Si bien los niños y niñas son, por supuesto, los principales objetivos de esta violencia familiar, la exclusión también golpea a otros miembros, por ejemplo los miembros que salen del armario a veces son excluidos de las reuniones familiares, se les niega el contacto con otros miembros de la familia como sobrinos y sobrinas o nietos, se les niega el acceso a herecias, etc.

Los ancianos que son LGBT también son particularmente vulnerables al abandono, maltrato, aislamiento y abuso.

Las familias con valores sociales progresistas, que no muestran actitudes hostiles directamente, a menudo carecen de las herramientas necesarias para discutir la diversidad sexual y de género. El silencio que rodea el tema contribuye a crear un clima de exclusión y no hace nada para aliviar el estigma y la discriminación que se vive fuera del entorno familiar.

Las necesidades

Como cualquier persona que se enfrenta a circunstancias desconocidas o inusuales, las familias que incluyen miembros LGBTIQ necesitan apoyo, educación y recursos.

La atención a las necesidades de las familias debe ser dada por las autoridades sociales y educativas, por las organizaciones LGBTQI y sus activistas, y por las principales organizaciones familiares.

Las familias deben tener acceso a información correcta e imparcial, apoyo psicológico y recursos adecuados para ayudarles a hacer frente a la situación en el respeto de todos sus miembros.

 

Las acciones

Para el 17 de mayo las acciones a realizar pueden incluir:

Para que las organizaciones LGBTQI se aseguren que:

  • Las voces de los padres y madres, amigos/as y aliados/as reciban una atención especial
  • Desarrollar recursos específicos para padres, madres, amigos/as y aliados/as

Para padres y madres, amigos/as y aliados/as de las personas LGBTQI

  • Únete a una organización existente
  • Formar una organización de padres y madres, amigos/as y aliados/as de minorías sexuales y de género

Para que las autoridades educativas

  • Desarrollar un folleto educativo específico sobre la diversidad sexual y de género para los padres y madres, o incluir la diversidad sexual y de género en los recursos existentes
  • Proporcionar apoyo adecuado a las familias para hacer frente a las diversidades sexuales y de género.

Para los legisladores

  • Introduzca proyectos de ley que respondan a las necesidades específicas de las familias, amigos/as y aliados/as de las personas LGBTQI.

 

Nuestra página especial “Ideas para la acción” provee una selección de campañas públicas inspiradoras que se desarrollaron alrededor del tema Familias. Miralas e inspírate!

Recursos

Una selección de recursos:

Niños saludables con el apoyo familiar

Discriminación en el contexto escolar. Orientaciones para promover una escuela inclusiva.

Ministerio de Educación de Chile

Guía de la Asociación de Madres y Padres de Gays, Lesbianas, Bisexuales y Trasnsexuales

AMPGYL

Amo a mi hij@, respeto a mi hij@

Fundación Reflejos de Venezuela

Guia para padres y madres “Mamá, papá, soy gay”, “papá, mamá, soy lesbiana”

Familias por la Diversidad Asociación Andaluza Familias por la Diversidad

 

Familias Diversas

La situación

En muchos países, las Familias Diversas, es decir, las familias donde los miembros son LGBTIQ, se enfrentan con leyes nacionales inadecuadas, si no un vacío legal total.

Esta falta de reconocimiento apropiado de las Familias Diversas expone a sus miembros y especialmente a sus hijos e hijas a todo tipo de riesgos legales. Estas familias viven con la idea de que si una tragedia toca su vida, por ejemplo, la muerte o accidente del padre o madre legal, el vínculo del padre o madre social con el niño/a puede no ser reconocido por la ley y básicamente su vida familiar puede ser severamente interrumpida.

A los niños/as que son criados en familias LGBTIQ se les niega lazos legales con sus padres y madres, poniéndolos en riesgo. Por ejemplo, cuando los padres o madres LGBTIQ son impedidos por la ley de crear vínculos legales con sus hijos e hijas, estos padres o madres pueden ser incapaces de recoger a sus hijos/as en la guardería, pueden ser incapaces ser los responsables legales de sus hijos/as en la escuela, y se les puede negar la capacidad de tomar decisiones críticas de salud para sus hijos/as.

La falta de vínculos legales también crea cargas financieras indebidas para las familias LGBTIQ y puede colocar a los niños/as en riesgo económico cuando las relaciones de los padres o madres se disuelven, cuando un padre o madre muere o tiene una discapacidad o cuando buscan acceso a programas gubernamentales de seguridad en tiempos de crisis económica.

El reconocimiento formal de las relaciones del mismo sexo da a las parejas las herramientas y la seguridad que necesitan para construir una vida juntos. Para parejas del mismo sexo con hijos e hijas, el reconocimiento de las relaciones proporciona seguridad jurídica y económica para toda la familia. Negar este reconocimiento les roba a los niños y niñas un apoyo y una estabilidad cruciales y, en última instancia, deja a las familias desprotegidas, lo que hace aún más difícil crear y formar una familia.

La adopción es una de las principales maneras en que los padres o madres que son LGBTQI forman familias, ya sea a través del sistema público de crianza temporal, una agencia privada o simplemente una adopción del hijo/a de su pareja o cónyuge. Sin embargo, en muchos países los individuos y parejas LGBTQI aún enfrentan barreras para la adopción, lo que hace difícil o aveces imposible para estas personas formar familias.

Los estudios demuestran que un número alarmante de estudiantes con padres o madres LGBTQI reportan experimentar intimidación, acoso y discriminación en la escuela debido a quiénes son sus padres o madres y cómo se formaron sus familias. Como resultado, estos estudiantes se ven privados de oportunidades educativas igualitarias y con demasiada frecuencia se quedan con pocas o ninguna vía para recurrir. Las investigaciones demuestran que el acoso y la violencia que no son controlados afectan negativamente al rendimiento estudiantil al disminuir el interés en la escuela, aumentando el ausentismo y disminuyendo los niveles de concentración para los estudiantes. Los líderes en los campos de la educación y el bienestar infantil coinciden en que el clima escolar positivo y la cultura es una condición crítica para promover el éxito académico de los estudiantes.

Además, la falta de reconocimiento de las familias LGBTIQ lleva a que los padres o madres no gestantes a menudo tengan que ocultar su paternidad o maternidad en el trabajo, creando tensiones insostenibles entre sus carreras y su vida familiar. En caso de mudanza profesional de una persona de una familia LGBTIQ, las necesidades de los miembros de su familia no serán tomadas en cuenta. Unir a las familias LGBTIQ es aún más un reto cuando estas familias se han formado a través de las fronteras. La falta de reconocimiento conduce a que las familias no puedan unirse, o tener que abandonar los hogares existentes, lo que significa erradicar a los niños/as de sus escuelas, amigos, comunidades y familias extendidas.

El no reconocimiento de las familias LGBTIQ también significa que sus necesidades de vivienda no se puedan ser abordar adecuadamente, especialmente en el caso de las familias que están en programas de asistencia social. En el sector privado, las familias LGBTIQ son propensas a la discriminación en el acceso al alquiler o la propiedad, y apenas existen medidas de protección efectivas en todo el mundo.

La estigmatización social y la discriminación legal de las familias LGBTQ obligan a los niños y niñas a permanecer en un armario que ni siquiera es suyo. Uno de los mayores desafíos reportados por los jóvenes con padres LGBTQ es una sensación de aislamiento, soledad o sentimiento de que “son los únicos”.

Además, para las personas trans, la familia abarca también otras cuestiones, como el divorcio forzado que las personas Trans tienen que someterse a ganar reconocimiento legal de su género  autopercibido en muchos países. Otra cuestión crucial es, por supuesto, la esterilización forzada que sigue siendo impuesta por casi todos los países del mundo para el reconocimiento legal del género, que quita la oportunidad y la opción de tener hijos/as biológicos y una familia.

Las necesidades

  • Asegurar que los niños/as con un padre o madre del mismo sexo tengan las mismas protecciones que los niños/as con padres o madres heterosexuales casados, incluyendo la seguridad de los lazos legales con ambos padres o madres.
  • Eliminar las barreras existentes mediante la derogación de la legislación, las políticas y las prácticas que restringen la crianza de los hijos e hijas por aquellos que se identifican como LGBTQI;
  • Promover y aprobar nuevas leyes que promuevan la crianza de los hijos LGBTQI, como la adopción del hijo del cónyuge; y promover políticas y prácticas que incluyan a los padres o madres LGBTQI.
  • Ganar el reconocimiento de las relaciones del mismo sexo y luchar contra los intentos de negar el reconocimiento a las familias que son LGBTQI.
  • Para asegurar que todos los niños/as tengan la misma oportunidad de prosperar – se requiere que se sientan seguros, apoyados y valorados en la escuela y puedan asistir sin temor a la intimidación, violencia, acoso y discriminación debido a quiénes son sus padres o madres o la forma en la que sus familias fueron creadas

 

Más información de los organizadores

Sitio web de IFED:

http://www.internationalfamilyequalityday.org

Facebook de IFED:

https://www.facebook.com/InternationalFamilyEqualityDay?ref=hl

Grupo de Creativos de IFED:

https://www.facebook.com/groups/500398236747224/

Twitter de IFED:

https://twitter.com/IFED_LGBT

Sitio web de IDAHOT en Español:

www.dayagainsthomophobia.org/Es/

Página de Facebook en Español de IDAHOT:

https://www.facebook.com/mayo17idahot

Twitter en Español de IDAHOT:

https://twitter.com/mayo17IDAHOT

Grupo de Creadores/as de protestas creativas:

https://www.facebook.com/groups/IDAHOTcreative.protest/

 

 

logo"
logo

2013 IDAHO Committee - All Rights Reserved