Home » Libertad de expresión

Libertad de expresión

El tema de la libertad de expresión de las minorías sexuales y de género fue escogido por activistas de todo el mundo como un área prioritaria de interés que merece toda nuestra atención en el próximo Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia, el 17 de mayo de 2014. En este paquete de herramientas encontrarás argumentos e ideas para la acción, así como enlaces a recursos adicionales. Estaremos actualizando esta página en las próximas semanas con nuevo material, como citas, estadísticas e imágenes diseñadas para compartir en línea.

El derecho a la libertad de expresión de lxs integrantes de las minorías sexuales y de género debe ser respetado universalmente como parte de los derechos humanos más fundamentales, como lo consagra el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Sin embargo, en los 78 países donde se penalizan las relaciones del mismo sexo, cualquier expresión positiva en el tema de la identidad sexual es censurado, lo cual coloca una barrera inicial a la posibilidad de promover el cambio, o de comenzar a abordar el estigma que padecen las minorías sexuales y de género. En muchos países más, la libertad de expresión en torno a las cuestiones de identidad de orientación sexual y de género está fuertemente restringida por leyes abusivas que equiparan la información sobre la diversidad sexual y de género a la pornografía, o la consideran intrínsecamente perjudicial para la infancia u ofensiva para la sociedad en general.

Nuestro análisis revela que al menos el 70 % de la población mundial vive en contextos donde se viola sistemáticamente su libertad de expresión en asuntos relacionados con la orientación sexual y la identidad de género.

Esto incluye a los países donde las relaciones del mismo sexo son ilegales, o aquellos que, como Rusia, restringen expresamente la libertad de expresión en temas de orientación sexual e identidad de género, y también los que emplean otras leyes, como las de pornografía o moral pública, para censurar sistemáticamente la información relacionada con la orientación sexual y la identidad de género (como China y Turquía, por ejemplo).

Tendencias que preocupan

La Federación Rusa protagonizó recientemente el caso más notorio de violación de la libertad de expresión de las minorías sexuales y de género con la prohibición de la llamada “propaganda homosexual” hacia lxs niñxs, que en realidad se traduce en la prohibición de cualquier forma de discurso público acerca de la orientación sexual y la identidad de género o expresión, un caso que ha desatado la indignación internacional.

Pero este encubrimiento de la represión con el lenguaje de los derechos de la infancia y la moral pública se ha convertido en una táctica muy popular para los grupos conservadores en contextos donde la penalización directa y total de las relaciones del mismo sexo no es una opción política fácil. Este es el caso de muchos de los países del Consejo de Europa y de gran parte de América Latina. Recientemente se presentaron proyectos de ley de este tenor en Ucrania, Costa Rica, Hungría, Lituania y Letonia (y las autoridades de Armenia y Kirguistán consideraron otros), y si bien en gran parte no han prosperado, aún, la tendencia proyecta una sombra oscura hacia el futuro. Muchas organizaciones que trabajan con las minorías sexuales y de género temen que las restricciones a la libertad de expresión y de información constituyan su próximo campo de batalla.

Incluso en los países más progresistas en este tema, la censura por razones de protección de la infancia es una preocupación constante, sobre todo en lo que respecta a la literatura y los programas escolares para niñxs. La libertad de expresión también incluye la libertad de buscar, recibir y difundir información. Sin embargo, hace poco se supo que algunas escuelas religiosas británicas prohibieron la promoción de temas homosexuales, un eco de la ley conocida como la “Sección 28″, que en los años 90 prohibió cualquier información positiva sobre la homosexualidad en las escuelas.

El derecho a la libre expresión de género universalmente violado

En casi NINGÚN país del mundo las personas trans pueden expresar libremente su verdadera identidad de género sin tener que enfrentarse a violaciones graves de sus derechos humanos. Las leyes progresistas, que garantizan los derechos de las personas a la libre autodeterminación de sus identidades y expresiones de género, están muy rezagadas frente a los avances jurídicos en materia de orientación sexual en todas las regiones del mundo.

En Europa, por ejemplo, 16 países niegan a las personas trans el derecho de cambiar su nombre y género en los documentos oficiales. Y 23 de los 33 países que sí lo permiten, exigen la esterilización forzada como un requisito para dichos cambios. 19 países exigen el divorcio. En demasiados casos, médicos y psiquiatras siguen siendo responsables de las decisiones definitivas sobre cómo se les permitirá a las personas trans acceder a sus derechos.

Apenas un puñado de gobiernos de todo el mundo cuentan con disposiciones legales vigentes que reconocen formalmente las expresiones de género de las personas que se identifican como no binarias.  Nepal, Bangladesh y Pakistán reconocen al “tercer género” en los documentos nacionales de identidad. El resto del mundo, incluyendo a Europa, está muy rezagado y sólo algunas de las autoridades médicas nacionales NO clasifican a las identidades trans o de género no conforme en función de desórdenes mentales.

Las leyes que protegen la libertad de expresión pasan por alto la expresión de género de manera constante. Aun en los países que consagran las libertades civiles básicas de las personas trans con leyes igualitarias de amplio alcance, muchas personas experimentan diariamente serios límites a la capacidad de expresión plena de sus identidades de género, o para revelar sus historias transgénero, sin temor al rechazo social, represalias en el trabajo o actos de violencia.

En algunas regiones, en particular América Latina, la violencia transfóbica quizá sea la mayor amenaza que padece la comunidad LGBT en su conjunto – con un claro impacto en los derechos de las personas trans a expresarse plenamente en público y privado.

La presión social actúa como un poderoso censor…

La expresión pública de las inquietudes de la comunidad LGBT enfrenta a menudo la oposición violenta de otros grupos sociales (principalmente de organizaciones religiosas nacionalistas y dogmáticas). Muchas manifestaciones, como las Marchas de la Diversidad, eventos culturales o académicos fueron cancelados o violentamente interrumpidos por falta de protección adecuada. En muchos contextos, el Estado no garantizó el derecho a la libertad de expresión de los grupos LGBT al no brindarles protección.

… y la falta de protección jurídica contra la incitación al odio, además, refuerza la censura social

Más allá del marco legal, la presión social actúa como un poderosísimo censor de la libertad de las minorías sexuales y de género para expresarse en muchos aspectos fundamentales de sus vidas. Desde la censura más o menos consciente de las expresiones sexuales o de géneros no conformes en los medios de comunicación, a la autocensura cotidiana de las personas en su vida social y profesional, por temor a represalias, las vidas, amores y emociones de millones de personas son sometidos al silencio. Incluso en contextos sociales y jurídicos progresistas, es frecuente la falta de protección expresa contra la discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género. Esto deja a las personas expuestas a los discursos y prácticas homofóbicos y transfóbicos, que reducen aún más la confianza de la gente para expresar lo que se percibe como fuera de las normas mayoritarias del sexo y el género. Esto no sólo afecta a las personas que se identifican como minorías sexuales o de género. Repercute en todxs en nuestras sociedades, ya que la presión social y la intimidación censuran las emociones y la libertad de todxs para expresar su verdadero ser.

La impunidad de la incitación a la violencia contra las personas LGBT

No sólo es la libertad de expresión de las minorías sexuales y de género la que resulta pisoteada. En muchos países la gente convoca a la violencia y la discriminación directa contra las personas LGBT sin que las autoridades tomen medidas. Esto deja a las personas LGBT, o que se perciben como si lo fueran, vulnerables a la violación de los derechos humanos. Al discurso del odio contra las personas por su orientación sexual o identidad de género se le permite dominar el discurso público sin que lxs líderes públicos o los medios de comunicación lo discutan. Todo esto contribuye a generar un caldo de cultivo para la homofobia y la transfobia.

Sólo un magro 7 % de la población mundial se beneficia de leyes expresas que restringen las expresiones de odio contra las minorías sexuales y de género. Incluso esta cifra es, en gran medida, cosmética. La lista incluye a países como Serbia y Croacia, donde los llamamientos a la violencia contra las minorías sexuales y de género quedan sistemáticamente impunes, o Lituania, cuyo Parlamento discute proyectos de ley contra la población LGBT sin parar desde 2009.

Podría decirse que la respuesta más eficaz a la expresión del odio es más expresión, y el Estado tiene la función de asegurar que se oigan todas las voces en el debate.

Sin embargo, mientras debemos respetar la libertad de expresión de todas las opiniones, es necesario marcar una separación clara frente a la incitación al odio y la violencia. Todas las prohibiciones nacionales de la incitación deben incluir a la orientación sexual y la identidad de género como características protegidas.

Donde se censura a las personas LGBT, se priva a todas las personas de su libertad de expresión

Curiosamente, la censura de las minorías sexuales y de género actúa como un potente indicador del nivel general de respeto por los derechos humanos. No en vano, la represión más pesada sobre las minorías sexuales y de género proviene de contextos donde existe la misma presión sobre lxs defensores de la democracia, el derecho a la libertad de religión o de creencias, los derechos de las mujeres, los derechos de grupos minoritarios, etc.

En repetidas ocasiones, como en los recientes acontecimientos en Turquía y Armenia, se presentan medidas de igualdad de género como si estas facilitaran la promoción de la homosexualidad o atentaran contra los valores tradicionales y pretendieran la ruptura de las familias establecidas. Donde se censura a las personas LGBT, se priva a todas las personas de diversos e importantes puntos de vista.

La defensa de la libertad de expresión de las minorías sexuales y de género no implica, por tanto, solo la defensa de grupos especialmente vulnerables de la población. También es un movimiento estratégico, de manifestar solidaridad en la vanguardia, a menudo referida como la ” última frontera “, en la defensa de los derechos humanos. Por lo tanto, es una preocupación para todas las organizaciones de derechos humanos que hacen campaña por la libertad de los derechos de expresión para todas las personas.

¡Actúa!

Únete al grupo de trabajo de Protesta Creativa del IDAHOT en Facebook, donde más de 300 activistas de todo el mundo ya están discutiendo sus planes de protesta para el 17 de mayo de 2014. Es un foro informal para el trabajo en red, el intercambio de ideas,  la planificación y la publicación de eventos para el IDAHOT en los días previos al 17 de mayo. ¡Súmate a nosotrxs!

NUEVO – ¡Súmate al movimiento 17 de mayo con la creación de una “Zona de Libre Expresión ” en tu pueblo o ciudad (comenzó el 17 de enero 2014)! Encuentre más información aquí.

NUEVO – Foro de discusión política –La libertad de expresión en el IDAHOT (comenzó el 17 de enero 2014)

Para los activistas que están planeando actividades de promoción en torno a la libertad de expresión para el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia de 2014, también hemos creado un grupo de discusión política, donde los activistas pueden intercambiar información estratégica sobre este punto de vista específico. Este grupo completará un informe que proporcionará argumentos básicos sobre este tema, la lista de documentos esenciales de recursos, brindará perspectivas históricas sobre las movilizaciones del pasado, ideas para la acción, etc. Si usted tiene experiencia específica o simplemente le interesa el tema, súmese a nosotrxs aquí.

NUEVO – Consulte las Ideas para la acción 2014 (presentadas el 6 de febrero de 2014) aquí.

Si deseas participar, como organización asociada, como un grupo que quiere actuar o como voluntario, por favor escríbenos a idaholat@dayagainsthomophobia.org

¡Nos encantaría saber de ti!

logo"
logo

2013 IDAHO Committee - All Rights Reserved